Decálogo para triunfar las vacaciones en familia

Decálogo para triunfar las vacaciones en familia

Leonardo da Vinci ya nos hablaba sobre el periodo vacacional con su recomendación de: “De vez en cuando desaparece, tómate un pequeño descanso, para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado. Toma cierta distancia, porque así el trabajo parece más pequeño, la mayor parte se puede asimilar en un abrir y cerrar de ojos, y la falta de armonía y la proporción es más fácil de ver”.

Leonardo nunca llegó a ser padre, así que imaginar cuanto se le hubiera complicado esta recomendación por su parte a todos los padres y madres que estamos deseando hacer vacaciones.

El verdadero planteamiento es que los niños nos marcan el ritmo y los planes de las vacaciones.

Tenemos tantas ganas de vacaciones que si algo no sale como imaginamos nos provoca una gran frustración a todos los miembros de la familia. Por ello los padres terminamos por ceder espacio y tiempo para nuestros pequeños. 

Con ello, no estoy diciendo no valga la pena ese pequeño sacrificio en pro a grabar grandes recuerdos en las mentes de nuestros pequeños.

Tengo el gran don de recibir el cariño de mis dos hijos maravillosos. No me puedo imaginar mejor momento que ver la felicidad en sus caritas radiantes durante las vacaciones.

Pero, hay que reconocer cuan agotador es seguir su ritmo. Por ello organizarse bien las vacaciones con tu pareja es más que indispensable.

Decálogo para triunfar las vacaciones en familia

Juntos pero no revueltos

Todos necesitamos un pequeño espacio de privacidad. A veces, en vacaciones no es posible tener un lugar físico sólo para nosotros,  pero no debemos renunciar a un rato donde estar con nosotros mismos o con tu pareja a solas. 

Un paseo, una actividad que hagamos de forma independiente o una siesta, puede hacernos desconectar del clan familiar y darnos la oportunidad de ese momento de privacidad que nos hace recuperar el equilibrio personal.

Relativiza, pasa por alto y mira hacia otro lado

Seguro que en la convivencia intensa que vivimos con los más peques en vacaciones hay muchas oportunidades de desacuerdos y conflictos. Intenta pasar por alto, mirar los errores de los demás con benevolencia y no hacer un drama de todo.

Y recuerda, muchas veces  “es mejor tener paz que tener razón”.

Intentad negociar turnos para todos

Cuando estamos en familia, siempre son los niños los más rápidos para proponer planes o sugerir actividades que le divierten, pero debemos enseñarles a que también son nuestras vacaciones. 

Como se trata de que todos disfrutemos por igual, podéis hacer turnos. “Hoy elijo yo”. Así todos tendrán alguna cosa que les descanse o les divierta especialmente.

Distribuir las tareas

Resulta que al final las mamás siempre acabamos por hacerlo todo mientras los demás se divierten.

Preparar maletas juntos, cocinar o distribuir las tareas en función de las edades de los niños. Recordad que mamá también necesita un respiro de sus quehaceres.

Daros un capricho comiendo fuera

Retomando el punto anterior. ¿Por qué no? Si no podéis gastar mucho en las vacaciones, una idea para hacerlas especiales es daros un capricho o pequeño homenaje. Cuando me refiero a un capricho, quiero decir que escojáis un restaurante que os guste a todos e ir con tus hijos a disfrutar del menú.Así también podrás tener un descanso de pensar qué es lo que tienes que hacer de comer para la familia.

Recordar que tu pareja es lo primero.

Muchas veces compartimos los días de vacaciones con la familia extensa: abuelos, tíos, cuñados, primos …. 

No olvidemos que la relación de pareja es objetivo prioritario. Dedicad tiempo a cultivarla. Sacar ratos para estar a solas, pasear, hablar con calma, miraros a los ojos, disfrutar uno del otro. Al fin y al cabo se supone algún día tus hijos se marcharán de casa y tu y tu pareja retomaréis vuestra vida en común sin interrupciones.

Disfrutar de que los demás disfruten

No te olvides que se encuentra más felicidad en dar que en recibir. Ver a los tuyos disfrutar será sin duda una gran fuente de alegría. 

Ten detalles con tu cónyuge, con tus hijos, con tus padres. (No olvides que por amor a tu pareja, intentarás tratar a su familia como a ella, a él,  le gustaría que lo hicieses).

Procura ser amable. Pon tus buenas cualidades al servicio de los demás. Tú serás el primer beneficiado.

Keep calm and vacation

No por abarcar mucho habrá mas diversión. ¡Calma!. No programéis tantos planes en los que terminéis todos agotados. Vivimos inmersos en un activismo incesante a diario que nos termina por estresar. No cometamos el mismo fallo durante las vacaciones. Dejar fluir los días, contemplar el mar, sentir el sol sobre tu piel, escuchar los sonidos del campo o de las olas…. Un poco de indolencia no hace mal a nadie.

¡Felices vacaciones!

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Cómo instalar parquet

Deja un comentario

      

Colabora / Contacto / Equipo / Club /

Ofertas / Privacidad