¿Qué es la conciliación personal, laboral y familiar?

¿Qué es la conciliación personal, familiar y laboral?

Sólo uno de cada nueve trabajadores tiene flexibilidad horaria en su trabajo, lo que hace muy difícil que en España se den las condiciones necesarias para poder conciliar la vida en familia con el trabajo.

La baja maternal de España está entre las menores de Europa y además se encuentra muy alejada del permiso medio en la UE27 (28 semanas).

Tras ella se encuentran Malta y Alemania (14 semanas), Finlandia, Bélgica y Eslovenia (15 semanas).

Conciliar es “conformar dos o más proposiciones o doctrinas al parecer contrarias”.
Real Academia (RAE).

También hay que destacar que, debido a la falta de facilidades para conciliar la vida laboral con la familiar, se ve afectada la cantidad de hijos que se desearía tener.

En el caso de tenerlos, 2 de cada 3 encuestados en el informe del Instituto de Política Familiar, demandan que la baja de maternidad debería de durar entre 5 meses y un año, y sólo 1 de cada 10 piensa que debería de ser de entre 13 meses y dos años.

No obstante, la solución demandada es que, cuando se tienen hijos pequeños, la mejor opción en la mujer es el trabajo a tiempo parcial o incluso no ir a trabajar.

6 de cada 10 mujeres han tenido jornada completa cuando sus hijos han sido menores, y tan solo 1 de cada 8 han tenido jornada a tiempo parcial (el 13%).


Lo más seguro es que tengas una jornada partida, como la mayoría de los trabajadores en España.

Según la ley, si tienes esta modalidad de trabajo, debes contar con entre 1 y 2 horas de descanso para comer. Por tanto, al final da la sensación de que estás todo el día fuera y ves a tu familia cuando puedes, no cuando quieres.

La conciliación personal, familiar y laboral se puede definir como

“La participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida familiar y en el mercado de trabajo, conseguida a través de la reestructuración y reorganización de los sistemas, laboral, educativo y de recursos sociales, con el fin de introducir la igualdad de oportunidades en el empleo, variar los roles y estereotipos tradicionales, y cubrir las necesidades de atención y cuidado a personas dependientes”.

Palabras para la igualdad – Plan Óptima

Conciliar la vida personal, familiar y laboral es un derecho de la ciudadanía y una condición fundamental para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.

La conciliación personal, familiar y laboral garantiza:

  • Que padres y madres puedan acceder al mercado de trabajo y permanecer en él sin que su situación familiar sea un elemento que afecte negativamente a las posibilidades de acceso al empleo o al acceso a puestos de responsabilidad.
  • Que los hijos e hijas puedan ser cuidados y educados por sus progenitores.
  • Las personas dependientes puedan ser atendidas por sus familias cuando ellas así lo deseen y sea posible atenderlas.

La conciliación personal, familiar y laboral facilita que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, el desarrollo de su personalidad, su formación o el disfrute de su ocio y tiempo libre.

Hasta aquí la teoría muy bien, pero, ¿que hay de la práctica y la realidad?

¿Quiénes deben participar en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral?

  • Las familias: Los hombres y mujeres compartiendo equitativamente el reparto de las responsabilidades domésticas y familiares, rompiendo de esta manera los roles de género preestablecidos. Esto es, la corresponsabilidad sobre la distribución del tiempo. Del mismo modo los hijos e hijas deberán participar también en las tareas domésticas y familiares de acorde con su nivel de responsabilidad y desarrollo
  • Las empresas: aplicando políticas de igualdad, e implantando medidas de conciliación laboral, personal y familiar entre sus plantillas.
  • Las Administraciones Públicas: apoyando la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y diseñando políticas públicas familiares.
  • Los sindicatos: impulsando la inserción de medidas de conciliación personal, familiar y laboral en la negociación colectiva.
  • Los trabajadores y trabajadoras, ejercitando su derecho a la conciliación de una forma responsable.
Súper poderes de mamá

¿Que podemos hacer nosotras al respecto?

  • Que tus actividades también sean obligatorias en tu rutina. No dejes de ir a tu actividad favorita por trabajo. Tus clases de baile o tu gimnasio es igual de importante que tu trabajo y forma parte de tu vida.
  • Elimina aquello que consuma mucha energía. Si has empezado a practicar algún deporte que te consuma demasiado y llegas a casa que no puedes ni moverte es contraproducente, ya que no serás capaz de pasar tiempo con tu familia, compartir momentos, etc. Ese tipo de actividades, en caso de que te superen, mejor eliminarlas.
  • Horarios realistas. A veces quieres hacer tantas cosas que no da tiempo. Organiza y planifica tus días con cabeza.
  • Deja todo lo que te relacione con el trabajo a un lado al salir. Que la gente sepa que cuando dejas de trabajar cambias el chip. Que no siempre vas a estar pensando en el trabajo, porque así tu cerebro se agota. Si tienes un móvil de trabajo, desconéctalo. Si hay algo realmente urgente te pueden llamar al personal.
  • Siempre hay tiempo libre. Por poco que sea, lo tienes que aprovechar. Tienes que hacer cosas para ti, que te saquen de la familia y del trabajo por un rato. De esta manera coges con más ganas la vida en casa y la vida en el trabajo.

Como ves, la conciliación familiar y laboral en España es bastante complicada.

Sin embargo, existen ciertos hábitos y acciones que puedes llevar a cabo para conseguir que al salir del trabajo, realmente empieces una vida personal con tu familia. 

Compartir
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Deja un comentario

      

Colabora / Contacto / Equipo / Club /

Ofertas / Privacidad