¿Embarazo de riesgo siendo madre a partir de los cuarenta?

Mamá a partir de los cuarenta

La maternidad a día de hoy viene siendo cada vez más tardía. No es extraño ser madre a partir de los cuarenta.

Debido a diversos factores como la necesidad económica de la familia con empleos inestables, el desarrollo profesional de la mujer y quizás cambios en el estatus social ( divorcio, separación y pareja estable), vienen siendo los factores a la hora no tener ataduras con un hijo.

Hasta hace poco, se creía que Ser madre a partir de los cuarenta suponía un grave problema de seguridad para el hijo y su madre durante el embarazo. Con los actuales tratamientos de fertilidad todo eso paso a historia.

La maternidad a día de hoy viene siendo cada vez más tardía. No es extraño ser madre a partir de los cuarenta.

Menos hijos y cada vez más tarde.

Ser madre a partir de los cuarenta
Ser madre o no

Hoy en día es posible engendrar hijos a unas edades en las que antes se consideraba imposible.

Es cierto que la edad de una madre supone un factor añadido de riesgo en caso de abortos, partos prematuros o anomalías cromosómicas en el feto ( Síndrome Edwards o Down).

Así como padecer diabetes gestacional y preclamsia. En mi caso no decidí ser madre de mi primera hija hasta pasados los 35 y no hubo ningún problema excepto en el parto.

Con 41 decidí buscar mi siguiente hijo y sufrí muerte fetal por malformación cromosómica.

Fue un duro golpe en mi vida. Mi actual hijo no tardo en llegar, apenas 6 meses mas tarde volvía a estar embarazada y hoy en día es un niño muy sano y travieso.

Eso sí, mi embarazo como madre a partir de los cuarenta fue todo un sinfín de pruebas y controles exhaustivos cada mes, para el seguimiento de un llamado embarazo de alto riesgo. ¿Ojeras embarazo?

Además sufrí de diabetes gestacional en el último trimestre y tuve que leer mucho sobre este tema. Ciertamente, he decidido que no voy a tener más hijos a costa de mi salud y aunque suene egoísta por mi parte tengo que valorar los desequilibrios que un bebé puede provocarme.

Tristemente mi salud o sus problemas por falta de ella en un embarazo no son los auténticos problemas a los que hoy en día como mujer me enfrento.

Como he indicado más arriba, la incompatiblidad horaria con el padre en horario laboral, el riesgo de perder un trabajo y por supuesto quedarme sin el poco tiempo libre que la maternidad me implica; ya son suficientes motivos como para no tener más hijos.

Riesgos de ser madre a los cuarenta

Ser madre no es una cuestión que tomarse a la ligera.

Supongo que hace años, lo más común era ser familia numerosa fuera cual fuera la situación. Algo que ahora nos cuesta mucho de entender si lo piensas fríamente.

No creo que en la época de nuestras abuelas e incluso madres tuvieran la facilidad que a día de hoy tenemos en cuanto a educación y recursos. y sin embargo eran madres muchísimo más jóvenes que nosotras.

Me imagino que la mentalidad de entonces era distinta. Quizás no se pensaba tan egoístamente y se sentía más sacrificio.

Nosotras queremos aprovechar la vida al máximo, sin ataduras para tener tiempo para ir al Gym o sacarnos una carrera.

No es tan extraño aplazar la maternidad.

Otro de los motivos importantes para el descenso de la natalidad y alargar la llegada de un bebé, es a día de hoy la emancipación en la etapa juvenil. La “norma social” de que no se pueden tener hijos hasta conseguir una situación económica estable, se ha inculcado en las nuevas generaciones.

La falta de medidas conciliadoras por parte de las empresas empeora mucho más esta situación.

Pros y contras de la maternidad tardía.

Pros:

Tienes mucha más experiencia y madurez. Si llevas ya un tiempo con tu pareja existe un vinculo más firme para formar una familia.

Tus decisiones son mucho más coherentes y sensatas al estar más preparada vitalmente. Optas por medidas de salud y alimentación más sanas.

Supuestamente a cierta edad tu estabilidad económica es más equilibrada y afianzada.

Aunque hoy en día nadie te asegura el puesto de trabajo, si es cierto que tienes mas experiencia laboral y profesional. Esto te hace sentir más tranquila a la hora de maternidad.

Contras:

Riesgos en el embarazo de cuarentonas
Riesgo de problemas en el parto.

Posibles complicaciones en el embarazo.

Tú paciencia no es la misma, en mi caso tengo mucha menos y mucho menos aguante físico a la hora de jugar, encontrar mi espacio desordenado…etc…

Existen más dificultades para quedarse en estado dado que el número de óvulos desciende con la edad.

Se incrementa la frecuencia de anomalías en la placenta y otros problemas del parto, subiendo el porcentaje de riesgo de dar a luz a un bebe prematuro, de bajo peso o muerte neonatal.

El esperma de los hombres también se deteriora con la edad. Aunque pueden ser padres con 50 y 60 años, su esperma se deteriora y aminora su cantidad.

A ellos les cuesta admitir que pueden ser la causa de una infertilidad a la hora de pedir cita para cualquier método de fertilidad.

Tú situación económica puede verse afectada. ( si ya sé, que arriba lo he puesto como un Pro, pero está puede ser también tu gran incoveniente.

A veces nos encontramos en etapas de nuestra vida en la que no es muy dificultoso afrontar casos.

Tenemos unos pagos instaurados de los cuales no nos podemos desprender ( hipoteca, alquiler vivienda, coche, escolarización de hermanos mayores….).

Si a esto le añades tener que recurrir a métodos de fertilidad, el gasto se convierte a veces en casi otra hipoteca más.

Madre a los cuarenta

Conclusión…

Aun cuando mujeres y hombres queramos ser padres, en muchas ocasiones el estado actual de nuestra sociedad nos lleva a retrasar el momento.

Sin embargo, es importante pensar que la edad a la larga nos supondrá una traba cuando queramos intentarlo.

El modo en que cada uno de nosotros priorice estas cuestiones, derivará en que la actual situación cambie o no.

De momento, parece ser que todavía continuará durante bastantes años el mismo patrón.

Aún así, más parejas se animarían a tener hijos a más temprana edad si viviéramos en un país con buenos contratos fijos y salarios acordes al nivel de vida actual… Pero de eso ya hablaremos en otros post…

Y tú, ¿A qué edad tuviste tu primer hijo?

Cuéntanos tu experiencia mamá ojerosa.

Compartir
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Deja un comentario

      

Colabora / Contacto / Equipo / Club /

Ofertas / Privacidad